Elías Prada Galán

El piano cuántico. Fragmentos de libros olvidados, que no deberían estarlo

BIENAVENTURADOS LOS PACÍFICOS (III)

Pero si no escuchas la voz del Señor…maldito sea el fruto de tu vientre…que el Señor te envíe la maldición, el pánico y la amenaza en todas las tareas que emprendas, hasta que seas exterminado…que el Señor te pegue la peste…te hiera de tisis…de viruela, tiña y sarna que no puedas curar…de locura, ceguera y demencia…te prometerás con una mujer y otro se la gozará…que el Señor te hiera en las rodillas y en los muslos con úlceras que no puedas curar, de la planta de los pies al cráneo…sobre ti irán cayendo todas esas maldiciones, te perseguirán y te darán alcance hasta exterminarte, por no haber escuchado la voz del Señor, tu Dios…”
(Deuteronomio 28,15 en adelante)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: