Elías Prada Galán

El piano cuántico. Fragmentos de libros olvidados, que no deberían estarlo

Archivos mensuales: enero 2020

EL CAMBIO CLIMÁTICO Y LA VERDAD

No escribo este comentario para opinar sobre si el cambio climático es o no verdad. Para mí es evidente que es verdadero, ya haré otro comentario sobre este asunto.
Escribo este comentario para dejar constancia de que, en las discusiones que he tenido sobre esta cuestión con los negacionistas (ya sean negacionistas radicales, o negacionistas con dudas), me he dado cuenta de que todavía, en muchas personas, el concepto de lo que es verdad está influido aún por lo que es moral y por lo que es bello (el Gran Tres que menciona Ken Wilber: arte, moral y ciencia), asunto que fue resuelto por los filósofos con la llegada de la modernidad, pero que evidentemente aún no se ha integrado en muchas personas.
Efectivamente, antes de la época moderna, lo que se consideraba verdad estaba muy influido por lo que se consideraba moral e incluso bello. El caso más claro de esto es el conflicto de Galileo con la Iglesia. La Iglesia no había sido capaz entonces -aún no lo ha logrado del todo- de separar la verdad (la tierra se mueve) de lo moral (lo que dice la Biblia al respecto), de ahí el conflicto. En la misma línea, la prohibición en España en dichos siglos de determinados libros científicos (por ejemplo “Las revoluciones de las esferas celestes” de Copérnico), se debía a que no existía una separación Iglesia-Estado, y por ello, el Estado no podía aceptar como verdad (los planetas de mueven) aquello que no consideraba moral (se opone a los dogmas de la Iglesia)
Pues bien, siglos después de lo anterior, en pleno siglo XXI vemos que en muchas personas la situación sigue siendo igual, pues tienen problemas importantes para asumir lo que es verdad, cuando dicha verdad comporta connotaciones morales.
El caso más claro es el de la gente que es de derechas y es negacionista. Ellos no son negacionistas porque han profundizado en los datos científicos del cambio climático y han descubierto errores en los mismos, no. Son negacionistas porque dado que la izquierda se ha apropiado en parte del discurso del cambio climático, y dado que no conciben que algo que lidera la izquierda pueda ser verdad, directamente niegan la mayor.
Ello quiere decir que no son capaces de separar la verdad de la moral, pues su posicionamiento sobre la verdad está influido por su posicionamiento moral.
En resumen, no es que nieguen el cambio climático per se; niegan que la izquierda pueda liderar algo que sea verdad.
Procede pues en estas personas dar los pasos para separar el proceso de acercamiento a la verdad, de sus posiciones morales o estéticas.